30 Dic

Define tu estrategia de Branding corporativo: Objetivos y Claves

El Branding Corporativo es uno de los principales objetivos de las Empresas. Este objetivo final está íntimamente relacionado con el posicionamiento de la marca en la mente de los consumidores, asociándolo a unos valores, logos y eslóganes que nos permitan conectar con ellos. En este post vamos a conocer las claves a tener en cuenta a la hora de diseñar una estrategia de marca.

 A qué nos referimos con Branding Corporativo

El Branding Corporativo se trata de una estrategia de las empresas consistente en crear imagen de marca, que los consumidores asocien un producto o servicio a una empresa determinada.

Normalmente los consumidores identificamos una marca con unos colores corporativos, un logo, un eslogan o los valores que nos transmite.

Vamos a darle la vuelta a este esquema y pensemos en cómo nos comportamos a la hora llevar a cabo una decisión de compra de un producto concreto.

Si queremos comprar una juguete de construcción para los niños, la marca Lego sea, muy seguramente la primera que nos venga a la cabeza o en el caso de un ordenador personal pensemos en Apple.

Branding Corporativo

 

Pues bien, esto es el branding y de ahí la importancia que tiene y que sea el principal objetivo a conseguir.

 

Ventajas del posicionamiento de marca

 

Estrategia de Marca

Las marcas compiten por ser los primeros en la mente de los consumidores. El objetivo del branding corporativo consiste, en que cuando una persona tenga la necesidad de comprar un producto o servicio nuestra marca ocupe la primera posición.

 

Fidelización de clientes

El valor de marca, el hecho de que un cliente esté satisfecho con el producto o servicio adquirido es fundamental.

Como resultado no solo conseguimos que vuelva a  comprarnos sino que nos recomiende a otras personas y  se convierta, en lo que llamamos embajador de la marca.

 

Imagen corporativa de la empresa mediante publicidad

Cuando una empresa consigue  branding corporativo la estrategia publicitaria cambia:

La estrategia es distinta, no necesitamos darnos a conocer. Entran en juego los patrocinios, asociación con determinados eventos (la imagen corporativa de la empresa)

Como consecuencia la tasa de retorno de la inversión es positiva.

 

Posicionamiento de Marca por internet

Las empresas  tienen una estrategia de Branding claramente cuando un consumidor necesita un producto o servicio lo primero que busca en Google es la empresa.

El crecimiento de las tiendas online o el hecho de que cada vez más usuarios recurramos a Internet para buscar información cobra una importancia fundamental.

Veamos el siguiente ejemplo:

Supongamos que queremos comprar una prenda de ropa en una tienda online. Lo primero que se nos vendría a la mente serían empresas como Zara, H&M o Mango entre otras.

Vamos analizar que palabras clave generan mayor tráfico a Zara a través de Semrush:

Posicionamiento MarcaTodo el tráfico que recibe Zara es debido a que las personas introducen en google directamente su dominio.

Tiene una estrategia de marca muy bien definida.

Es cierto que conseguir ese nivel de notoriedad no está al alcance de una pequeña o mediana empresa. Se trata de conseguir que poco a poco el volumen de búsqueda directa de nuestra empresa vaya aumentando.

 

 Branding Corporativo: Análisis previo

 

Define tu empresa: Lo que quieres oferecer

Es muy importante que definamos claramente el producto o servicio que queremos ofrecer.

Desde un punto de vista más económico, los productos surgen como respuesta a necesidades concretas de los individuos con el objetivo de satisfacerlas.

Por ejemplo: Una marca de relojes como Rolex no busca solo cubrir una necesidad de saber la hora sino satisfacer una necesidad de estatus, de pertenencia a un determinado colectivo social.

Resulta fundamental, por tanto, que lo que ofrecemos sea relevante o busque un fin determinado.

 

Conoce a tu público objetivo

El público objetivo se definiría como las personas que compran nuestro producto.

Podemos apoyarnos en herramientas como Google Analyitics o Facebook para conocer su edad, población y otros aspectos relevantes.

Hay que buscar conectar con ellos, llamar su atención, ponerse en su lugar, conocer sus necesidades, problemas o inquietudes. Todo ello te ayudará a definir el tono y lenguaje a utilizar para dirigirte a ellos.

 

Tu producto debe ser de calidad

De nada sirve destinar recursos a mejorar tu branding corporativo si el producto o servicio que ofreces no es de calidad. Desde el punto de vista de la reputación online un volumen elevado de opiniones negativas podría mermar la imagen de tu marca.

 

Búsqueda de tus Fortalezas

A la hora de definir el producto o servicio que queremos ofrecer a nuestro público objetivo resulta fundamental identificar las fortalezas de la empresa:

Conocer las ventajas competitivas de la empresa, deberíamos buscar:

  • Qué te hace diferente al resto de las empresas del sector.
  • En que inviertes menos recursos (eficacia vs eficiencia).
  • Experiencia y conocimientos del sector.
  • Capacidad de identificar las necesidades de los consumidores.

 

Análisis de la competencia: Busca la diferenciación

Consiste en identificar las 3 o 4 empresas más importantes del sector y analizar los productos y servicios que ofrece, y cómo son sus clientes.

Tras este análisis de la competencia hay que buscar una propuesta de valor única para los consumidores como estrategia de marca, ofrecer algo distinto de la competencia:

  • En el caso de servicios: Ofrecer un servicio adicional, como por ejemplo, gastos de envío gratis, primera consulta gratuita, garantía de devolución.
  • Cuando se trata de un producto: Ingredientes naturales, hecho a mano, producido en España etc.

“Todos somos diferentes y tenemos algo único que ofrecer”.

 

Análisis de la competencia

Define tu estrategia: Posicionamiento Marca

 

Busca objetivos alcanzables

Hay que tener en cuenta que el branding corporativo es un objetivo final. Para llegar a él necesitamos definir uno objetivos intermedios más fáciles de alcanzar a corto Plazo (menos de un año).

Entre ellos podemos destacar alcanzar una determinada notoriedad, venta de productos, conseguir leads o suscriptores a nuestro blog, mayor tráfico hacia nuestra web y fidelización de clientes, entre otros.

 

Ofrecer unos valores que empaticen con tu público objetivo

En el proceso de toma de decisiones de compra de los consumidores influyen otros factores no ligados al producto o servicio que ofrecemos.

Toma cada vez más importancia el contenido emocional, el valor de marca, asociarlo con un estilo de vida o forma de comportarse. En definitiva lograr conectar con tu público objetivo.

 

 Posicionamiento Marca: Propuesta de valor

De cara a mejorar el branding corporativo cobran cada vez más importancia otros aspectos:

  • Web Corporativa

Su diseño debe ser atractivo y sencillo para el usuario, tratando de mejorar la usabilidad web de la página.

Tanto los colores y el logo deben ser coherentes con los valores de la compañía: Hay que tener en cuenta a la hora de diseñar logos que sean sencillos y fáciles de recordar.

  • Blog como estrategia de Marketing de Contenidos

Se trata de ofrecer valor a los individuos alejándonos del puro contenido comercial de épocas anteriores.

Desde el punto de vista SEO el blog te ayuda a conseguir tráfico de manera orgánica, a través del posicionamiento en buscadores.

Apuesta por distintos formatos, entrevistas, guías,  autores invitados o el video marketing.

  • Presencia en Redes Sociales

No es necesario estar en todas ellas sino en aquéllas que sean acordes con tu marca. No publiques el mismo contenido para Facebook, Twitter e Instagram, por ejemplo. Intenta ser originar y optar por distintos formatos para cada una de ellas.

 

Herramientas de promoción.

Para mejorar nuestro branding corporativo será necesario realizar una mayor inversión publicitaria.

Las opciones que ofrece Google Adwords  a través de la red de búsqueda y red de display resultan asequibles para las pequeñas y medianas empresas.

Pero a medida que nuestra notoriedad  siga creciendo y consigamos conversiones los beneficios que obtengamos con estas herramientas serán superiores a su coste.

 

Marketing de Recomendaciones

Lo primero que hace el cliente es comparar y pedir recomendaciones, por lo que apoyarnos en personas influyentes podrá ayudarnos a lograr nuestros objetivos de posicionamiento de marca.

Esta primera opción requiere una un coste que puede ser mayor o menor dependiendo del influencer con el que contactemos.

La segunda opción es la fidelización de clientes como estrategia corporativa:

¿Y si conseguimos que nuestros propios clientes se conviertan en prescriptores de la marca?

Como por ejemplo, relatando su propia experiencia a través de video o  escribiendo sus testimonios en el blog.

Su coste es, sin duda, mucho menor.

No se trata de optar por una u otra de manera exclusiva, sino buscar un equilibrio entre ambas opciones que nos ayude a mejorar nuestro branding corporativo.

 

Originalidad

Hay que lograr empatizar con nuestro público objetivo.

La originalidad es un factor fundamental. Cuanto más original sea un mensaje conseguirá llamar más la atención, permanecerá un mayor tiempo en la memoria (capacidad de recuerdo de la marca) y generará una interacción o una llamada a la acción inmediata a los usuarios.

 

Análisis o Feedback

Puede que no cumplamos con los objetivos a la primera y muy probablemente cometamos errores,  por ello, es muy importante medir y analizar los resultados obtenidos.

El aprendizaje de nuestros propios errores nos llevará a definir una mejor estrategia acorde con nuestra experiencia.

 

Fidelización de clientes

 

CONCLUSIÓN

Como has podido comprobar mejorar el branding corporativo está al alcance de todas las empresas, seas grande o pequeña. Los resultados que podemos obtener con el posicionamiento de marca perduran en el tiempo, pero como para todo también hay que tener paciencia, no se consigue de la noche a la mañana. Todo esfuerzo tiene su recompensa ¿Trabajamos?

Share this

Leave a reply